Picores de la vulva

En un momento u otro de sus vidas, todas las mujeres sufren de picores íntimos.
Generalmente asociados a una micosis (ligada a la proliferación de un hongo microscópico), los picores íntimos pueden tener otras causas como ciertas infecciones vulvovaginales (vulvitis, vulvovaginitis), enfermedades de la piel (psoriasis)
También pueden ir acompañados de quemazón o de dolor local. Según sus causas, los picores pueden ir asociados a otros síntomas en distintas partes del cuerpo.

Debido al gran número de causas posibles, es importante consultar con un médico para establecer un diagnóstico.

 

 

¿Cómo tratar los picores de la vulva?

 

Según la causa de los picores vaginales o vulvares, el médico puede aconsejarle el producto o medicamento más adecuado. (antiinfecciosos o una crema dermatológica).
Para acompañar el tratamiento, se recomienda la utilización de productos de higiene íntima específicos con un activo calmante.

 

 

¿Cómo prevenir los picores de la vulva?

 

Ante todo, se trata de evitar las recaídas y de adoptar los gestos adecuados.
El primero consiste en utilizar productos de higiene íntima adaptados. En todos los casos, es imperativo solicitar la opinión de un profesional de la salud. De hecho, los picores de la vulva no siempre están asociados a las micosis. De ahí la importancia de consultar con un médico. Él es el único que puede prescribirle un tratamiento médico más adecuado a la patología.

Ce site utilise des cookies pour vous offrir le meilleur service. En poursuivant votre navigation, vous acceptez l'utilisation des cookies.