La micosis vaginal: ¿cuáles son los síntomas y cómo limitar los riesgos?

Casi el 75 % de las mujeres se ven afectadas por la micosis vaginal1 al menos una vez en su vida. Y al menos una de cada dos mujeres presenta varios episodios de micosis vaginal. ¿Es usted una de ellas? ¡Le ayudamos a evitar esta infección!

 

¿Qué es la micosis vaginal?

 

La micosis vaginal es una infección vaginal muy frecuente entre las mujeres. Se debe a un hongo microscópico, normalmente el Candida albicans.

¿Cuáles son los síntomas de la micosis vaginal?

La presencia de una micosis vaginal puede diagnosticarse gracias a síntomas como el enrojecimiento y picor vulvar intenso, a menudo combinados con secreciones blancas espesas.

 

¿Que provoca la micosis vaginal?

 

Como todas las “zonas abiertas” del organismo, la vagina está compuesta por un conjunto de gérmenes protectores, el ecosistema bacteriano, llamado flora vaginal. Todas estas bacterias viven en “armonía” siempre y cuando ningún factor externo llegue para perturbar este frágil equilibrio. En caso contrario, el hongo de la familia Candida, que está presente en condiciones normales en la vagina de todas las mujeres en pequeñas cantidades, podría proliferar. Y esto provocaría una micosis vaginal.

 

¿Cuáles son los principales factores de riesgo?

 

• Una higiene inadaptada o un exceso de aseo íntimo.
• La menopausia
• La diabetes
• La toma de antibióticos

 

 

¿Cómo se trata una micosis vaginal?

 

El tratamiento se basa en la inserción de un óvulo intravaginal antifúngico combinado con una crema antifúngica (dado que la micosis es vaginal y vulvar a la vez, esto evita las recaídas). Su médico es el único que puede prescribirle un tratamiento adecuado.

 

¿Qué cuidados complementarios al tratamiento se recomiendan en caso de micosis vaginal?

 

Se recomienda la utilización de un producto de higiene íntima (con un pH ligeramente alcalino), por la mañana y/o por la noche.

 

¿Qué gestos diarios pueden ayudarnos a prevenir las micosis vaginales?

 

Utilice productos de higiene adaptados para su higiene íntima diaria, formulados sin jabón y que contengan un activo calmante. También puede recurrir a una cura de probióticos vaginales, que le ayudarán a reequilibrar su flora vaginal.

 

 

1) Sobel JD, Faro S, Force RW, Foxman B, Ledger WJ, Nyirjesy PR, Reed BD, Summers PR. Vulvo-vaginal candidiasis: epidemiologic, diagnostic and therapeutic considerations. Am J Obstet Gynecol. 1998 Feb; 178(2) : 203-11. Review.

Dr. Gilles Brami

Ce site utilise des cookies pour vous offrir le meilleur service. En poursuivant votre navigation, vous acceptez l'utilisation des cookies.