Léxico

    Cistitis

    La cistitis es una inflamación de la vejiga que afecta principalmente a las mujeres. Esta inflamación suele deberse a unas bacterias que llegan hasta la vejiga por la uretra. En caso de cistitis, se recomienda beber mucha agua para limpiar las vías urinarias. Para su higiene íntima, se aconseja utilizar un cuidado limpiador que calme las irritaciones. Si los síntomas persisten, le recomendamos que consulte a un médico.

    Dermatitis atópica

    La dermatitis atópica afecta más o menos entre el 15 y el 20 % de los bebés. Se trata de una forma de eccema que se declara generalmente entre 3 y 6 meses después del nacimiento. Se acompaña de rojeces, picores, piel seca. En ciertos casos, pueden supurar las lesiones y formarse costras.  Si bien es más rara, la dermatitis atópica afecta también a los adultos. En caso de dermatitis atópica, se recomienda evitar los cuidados limpiadores agresivos no adaptados y privilegiar cuidados limpiadores sin jabón, bajo la forma de barra o espuma. Después del aseo, se aconseja secar sin frotar y aplicar cuidados calmantes. Le recomendamos que consulte a su médico. 

    Dermatitis del pañal

    La dermatitis del pañal es una irritación de la piel de las nalgas frecuente en los recién nacidos a raíz del contacto con los pañales mojados. En caso de dermatitis del pañal, se recomienda cambiar los pañales cuantas veces sea necesario (por lo menos 8 veces por día), para que las nalgas se mantengan limpias y secas. También se aconseja aplicar un cuidado que absorba la humedad, proteja la epidermis del pañal y alivie la piel. Si los síntomas persisten, se recomienda consultar a un médico.

    Intertrigo

    El intertrigo es una afección cutánea que se caracteriza por una inflamación en los pliegues (axila, ingle, ombligo, bajo los pechos, pliegue glúteo) provocada principalmente por la transpiración excesiva. La dermatitis del pañal del bebé es una variedad de intertrigo.  En caso de intertrigo, se recomienda utilizar cuidados que absorben la humedad, protegen la epidermis y calman las irritaciones. Se recomienda consultar a un médico.

    Leucorreas (pérdidas blancas)

    Las leucorreas son perdidas blancuzcas. Estas secreciones de la mucosa vaginal o el moco cervical están presentes en estado normal. Si estas pérdidas blancas le molestan, puede utilizar toallitas íntimas suaves para refrescarse y limpiarse con toda suavidad y en todo momento. Si las pérdidas blancas se vuelven anormalmente abundantes, coloradas o malolientes, suelen ser el resultado de una infección vaginal bacteriana, micótica o parasitaria. En tal caso, se recomienda consultar a un médico.

    Menopausia

    La menopausia es un periodo durante el cual los ovarios dejan de secretar suficientes hormonas sexuales. Este fenómeno ocurre entre los 45 y los 55 años, y provoca la interrupción del ciclo menstrual. Por razones hormonales, las mujeres menopáusicas son las primeras afectadas por la sequedad vaginal. Resulta importante asearse con un cuidado suave adaptado y nunca lavarse más de dos veces por día.

    Micosis

    Una micosis es una afección provocada por hongos o levaduras. Muchos factores pueden favorecer las micosis vaginales: píldora y tratamientos progestacionales, tratamientos antibióticos, duchas vaginales, ropa interior sintética, pantalones demasiado ajustados, etc.  En caso de micosis vaginal, se recomienda utilizar, en complemento del tratamiento recetado por el médico, un cuidado limpiador con pH alcalino que permita reducir la proliferación de los hongos. En caso de persistencia de los síntomas, se recomienda consultar a un médico.

    Prurito (picor)

    El prurito es un picor importante de la piel que obliga a rascarse. Si persiste, el prurito acarrea lesiones de rascado. El prurito puede tener distintas causas: enfermedades inflamatorias de la piel, lesiones dermatológicas, etc. En caso de prurito, se recomienda utilizar un cuidado suavizante y calmante. Si los síntomas persisten, se recomienda consultar a un médico. 

    Sequedad íntima

    Las sequedades vaginales pueden estar vinculadas con el estrés, una higiene de vida inadecuada (como el abuso del alcohol o el tabaco), la toma de medicamentos o la toma de ciertas píldoras anticonceptivas. La intensa variación hormonal que tiene lugar durante la menopausia o el embarazo también es una de las causas principales de la sequedad vaginal.  En caso de sequedad vaginal, se recomienda realizar su aseo íntimo con un cuidado limpiador suave sin nunca lavarse más de 2 veces por día, y utilizar un cuidado calmante. También se puede utilizar un gel vaginal hidratante. Se recomienda consultar a un médico.

    Varicela

    La varicela es la enfermedad infantil más contagiosa. Causada por un virus (herpes), suele aparecer entre los 3 meses y los 10 años. Para aliviar los picores debidos a la varicela, se recomienda tomar baños calientes, utilizar un cuidado limpiador suavizante y calmante, y aplicar un cuidado calmante sobre la piel seca. Se recomienda también consultar a un médico.

    Vulvovaginitis

    Las vulvovaginitis aluden a la inflamación de la vulva y la vagina. Representan la causa más frecuente de los picores vulvares en la mujer. Pueden acompañarse de pérdidas blancas y dolores durante las relaciones sexuales.  Las causas de las vulvovaginitis son infecciones microbianas, micóticas (por hongos) o parasitarias. En caso de vulvovaginitis, se recomienda utilizar un cuidado limpiador y calmante con pH alcalino, que permite reducir la proliferación de los hongos. Se recomienda consultar a un médico.