Higiene íntima y sexualidad

Estar limpio/a, oler bien, sentirse fresco/a… Si es indispensable tener una higiene íntima adecuada a diario, las relaciones sexuales no deben llevarnos a hacer más de lo necesario.

En este tema, lo mejor es enemigo de lo bueno y, si queremos hacer demasiado, nos arriesgamos a desequilibrar la microbiota vaginal.

Le ofrecemos algunos consejos para reconciliar la higiene íntima y la sexualidad.

 

La higiene íntima a diario

• Los gestos adecuados

La higiene íntima se hace a mano, sin guante de baño. La mujer debe limitarse a la vulva y la región anal, y lavarse de delante hacia atrás. Es inútil darse duchas vaginales, ya que nos arriesgamos a destruir la flora microbiana y a provocarnos infecciones y micosis.
En cuanto al aseo íntimo masculino, el hombre debe concentrarse esencialmente en el glande: este debe abrirse para evitar la acumulación de secreciones malolientes debajo del prepucio.

• Productos que se deben utilizar

Opte por los productos de lavado suave que respeten el pH de las mucosas vulvares y anales.

• Productos que se deben evitar
Hay que evitar los productos de lavado demasiado agresivos, así como los desodorantes o perfumes íntimos, que conllevan riesgos de alergia y de irritación. No realizar más de dos aseos íntimos diarios.

• Las duchas vaginales
Se desaconseja por completo el uso de duchas o lavados vaginales.

 

¿Debemos hacer un aseo íntimo antes de las relaciones?

Al menos 3 de cada 10 mujeres y 1 de cada 4 hombres se lavan antes de cada relación*. Sin embargo, se trata de una precaución inútil desde el punto de vista médico.

No obstante, algunas personas pueden sentirse más cómodas con su pareja cuando se sienten limpias.

En este caso, puede realizar un aseo íntimo muy ligero, con agua y un producto de lavado específico. Pero procure no realizar más de dos aseos íntimos diarios.

 

¿Y la higiene íntima después de las relaciones?

Después de hacer el amor, el 40 % de las mujeres y el 30 % de los hombres realizan un aseo íntimo. Una vez más, no existe ninguna recomendación médica en este sentido y, por lo tanto, no hay ninguna obligación. Una recomendación: orinar para prevenir todo riesgo de cistitis.

La vagina se limpia sola y no requiere ningún aseo íntimo. El exceso de aseo podría desequilibrar la flora vulvovaginal.

 

 

* De la higiene íntima a la sexualidad. Miradas cruzadas hombre/mujer. Saforelle, Cuidados íntimos y corporales. http://www.laboratoiresiprad.com/saforelle/wp-content/uploads/sites/2/2014/04/Guide-hygiene-intime-sexualite.pdf

Ce site utilise des cookies pour vous offrir le meilleur service. En poursuivant votre navigation, vous acceptez l'utilisation des cookies.