Embarazo e higiene íntima

El embarazo suele acompañarse de una fragilidad de las mucosas genitales. Así pues, hay que tener mucho cuidado a la hora de elegir el producto de higiene adecuado. En efecto, un producto de higiene inadaptado puede agravar el malestar genital o incluso favorecer la aparición de infecciones genitales.

  1.  No supere 2 aseos por día.
  2. Evite el aseo interno (ducha vaginal).
  3. Privilegie los productos de higiene que contengan compuestos calmantes.
  4. Evite los desodorantes íntimos y los productos perfumados.
  5. Cambie de ropa interior todos los días.
  6. Después de defecar, límpiese de adelante hacia atrás y no lo contrario.
  7. En caso de pérdidas inhabituales, no utilice óvulos sin consultar a su médico.
  8. En caso de irritaciones genitales, no utilice cremas sin consultar a su médico.

Dr. Gilles Brami